La Organización Inteligente

La Organización Inteligente

La Gestión Inteligente de Organizaciones
Contacto
Libro de visitantes
¿Cuántos me visitan?
* La Dirección de Personas en la Sociedad del Conocimiento
* La Organización Inteligente
* El Liderazgo Cuántico-Propulsivo
* Administración Pública
Los Modelos de Gestión

Esta página tiene el propósito de informar sobre avances científicos en materia de modelos de gestión organizacional.

La información contenida en esta página posee derechos de propiedad intelectual, ruego respetuosamente citar de la siguiente forma: Róger Méndez [en línea], La Organización Inteligente, http://rogermendez.es.tl/, [Consulta: 15 de agosto de 2008]

El Liderazgo Cuántico-Propulsivo

Por Róger Méndez Benavides

 

Palabras clave: fenómeno cuántico, principio de autorreferencia, fenómeno de propulsión, el comportamiento humano como energía, liderazgo cuántico-propulsivo.

 

Resumen: Los nuevos paradigmas de la ciencia permiten reformular las teorías del liderazgo, partiendo de paralelismos fenomenológicos.


¿Qué es el liderazgo cuántico-propulsivo?

 

Sobre este tema muy poco hablan los autores que hemos mencionado con anterioridad, salvo el caso de Peter Senge (1998: 418) quien manifiesta en el capítulo dieciocho: La Nueva Función del Líder, en su obra La Quinta Disciplina. Senge declara que el líder debe ser diseñador de las ideas rectoras de la organización, mayordomo de la visión de la organización y maestro de la organización. Otro autor que manifiesta algo sobre el tema es Drucker (1998), quien asegura que la nueva forma de liderar las organizaciones de la sociedad del conocimiento es comportándose como un director de orquesta. La autora Margaret Wheatley (1994) dedica el último capítulo de su obra a este tema, le denomina “El nuevo management científico”, en esta obra, Margaret afirma lo siguiente con relación al nuevo tipo de liderazgo, basado en el principio de autorreferencia:


“[...] Ha surgido una nueva conceptualización. El liderazgo es siempre dependiente del contexto, pero el contexto es establecido por las relaciones que valoramos. No podemos esperar influir sobre ninguna situación sin respetar la compleja red de personas que contribuyen a nuestras organizaciones. ¿Es esto una novedad, una manía? ¿O es la trama del universo que empieza a sentirse en nuestra vida de trabajo?..., Aquí estamos sentados en la Era de la Información, sitiados por más información que la que cualquier mente puede manejar, tratando de encontrar el sentido a la complejidad que continúa creciendo a nuestro alrededor..., Si el universo no es nada más que el resultado de la información, esto podría explicar por qué los físicos cuánticos observan conexiones entre partículas que trascienden el espacio y el tiempo, o por qué nuestros actos de observación cambian lo que vemos. La información no tiene que obedecer a las leyes de la materia y la energía; puede asumir formas diversas o comunicarse instantáneamente en cualquier parte del cuadro universal. En las organizaciones, no estamos padeciendo por sobrecarga de información debido únicamente a la tecnología, y podemos escapar a nuestros dilemas de información con sólo usar técnicas más sofisticadas de clasificación informática. Algo mucho más grande nos está pidiendo. Nos estamos moviendo irrevocablemente hacia nuevas relaciones con la fuerza creativa de la naturaleza..., si fracasamos en reconocer sus propiedades generativas, estaremos incapacitados para conducir este nuevo mundo..., en cualquier parte de la naturaleza, el orden se mantiene en medio del cambio debido a que la autonomía existe en los niveles locales. Las sub-unidades absorben el cambio, respondiendo y adaptando. Lo que surge de este fluir constante es ese maravilloso estado de estabilidad global..., la naturaleza crea el flujo y reflujo de movimientos en todos los niveles. Estos movimientos se fusionan en un todo que puede resistir la mayoría de la demandas para el cambio a nivel global debido a que el sistema ha invertido suficiente movimiento interno. El movimiento de estos sistemas es mantenido en armonía por medio de una fuerza que estamos comenzando a comprender: la capacidad autorreferencial. En lugar de girar en círculos hacia diversas direcciones, cada parte del sistema deberá mantenerse consistente consigo misma y con todas las partes del sistema al tiempo que éste cambia..., la autorreferencia me parece el [principio científico] de mayor impacto. Evoca una visión diferente del management y promete soluciones a muchos de los dilemas que nos importunan: control, motivación, ética, valores, cambios... [...]” Wheatley (1994: 199-202)

 

Hay necesidad de reinterpretar la teoría del liderazgo, debido a que vamos incursionando lentamente a una nueva forma de gestionar empresas, entidades, organizaciones inteligentes, vamos abandonando lentamente los modelos burocráticos de gestión empresarial, y tomando cada día mayor fuerza la gestión de organizaciones inteligentes en medio de una sociedad denominada: sociedad del conocimiento.

 

De tal modo que las teorías de liderazgo conocidas hasta hoy y que han funcionado para explicar el fenómeno de gestión [Liderazgo Transformacional, Liderazgo Situacional, Liderazgo Transaccional, Liderazgo Nivel Cinco, entre otras] pueden ser re-interpretadas o ampliadas; considero que después de conocer los teoremas, postulados y axiomas que sustentan la teoría de las organizaciones inteligentes, debemos considerar una reinterpretación del liderazgo para la gestión de organizaciones inteligentes.

Tomando una analogía prestada del concepto “cuántico” de la física cuántica [El “quantum” y su plural latino “quanta”, para nuestro uso en castellano “cuanto”, “cuantos”, teoría de los cuantos o los quanta, teoría según la cual la energía es emitida, se propaga y es absorbida por los átomos y moléculas, no en forma continua, sino discontinuamente, en forma de impulsos o paquetes de energía llamados cuantos. El cuanto se constituye entonces conceptualmente en cada una de las pequeñas cantidades en que son emitidas y se propaga la luz y la energía. En el caso de la luz, el cuanto recibe el nombre de fotón] De Galiana Mingot (1979. pág. 316.)


Tomando una semejanza prestada del concepto de “propulsión” de la física [La propulsión: es la acción de impeler hacia adelante, propulsar es empujar hacia adelante con algún mecanismo propulsor] De Galiana Mingot (1979. pág. 841.) En el fenómeno de la propulsión juegan su rol dos entidades, primero una partícula acelerante que acciona una fuerza en una determinada dirección y la partícula acelerada que reacciona o se mueve en dirección opuesta a la partícula acelerante. Es decir, la propulsión se afirma en el principio de la acción y de la reacción.


Utilizando el principio científico denominado “autorreferencia” el cual encuba el fenómeno de la interacción dinámica entre el todo y la individualidad, como bien lo manifiesta Wheatley “...aún en la más simple de las células, existe un reconocimiento inequívoco de la intención del sistema, una profunda relación entre la individualidad y el todo...”


Me lanzo a proponerle a la comunidad científica la re-interpretación de la teoría del liderazgo, pensando en la administración de organizaciones inteligentes en la sociedad del conocimiento. El liderazgo para este tipo de organizaciones es el liderazgo cuántico-propulsivo.


Es cuántico en la medida que el comportamiento humano es energía, se requiere liderar el potencial humano de la organización inteligente, de modo que las competencias individuales se agrupen en competencias particulares o de equipos y éstas competencias de los grupos, ensambladas en un todo, conformen las prerrogativas competitivas de la entidad como un cuerpo general, gracias al movimiento y dinamización interactiva.


Es propulsivo porque el liderazgo debe ser observado como un fenómeno con dos elementos constitutivos, el líder como partícula o ente acelerante y los liderados como partículas o entes acelerados.

El fenómeno del liderazgo cuántico-propulsivo es una visión diferente de la gestión, en la medida en que los conflictos o situaciones sobre las cuáles el liderazgo se dinamiza, se adhieren al principio de la autorreferencia. Este principio contiene la idea de que en la naturaleza, el orden se mantiene en medio del cambio, gracias a que en los niveles locales, individuales y particulares existe una autonomía.

Wheatley (1994) argumenta que el fenómeno de la gestión crea una serie de flujos y reflujos de movimientos en todos los niveles y de diversas naturalezas [humana, material, información, financieros, entre otros], éstos movimientos mantienen la armonía gracias a su capacidad de autorreferencia, el cual reconoce las diferencias entre cada parte, por ejemplo entre organismos vivos y máquinas; pero identifica los sistemas abiertos que progresan por repeticiones autónomas y los sistemas mecánicos que actúan de mejor forma en términos de equilibrio.


El liderazgo cuántico-propulsivo sostiene que la heterogeneidad mueve el clima organizacional y no la homogeneidad, en este caso, el consenso no constituye una gran virtud. El sistema emocional de la organización reconoce el yo de cada sujeto, las relaciones interpersonales, los equipos, las relaciones intergrupales, la organización y los entornos de la organización, el micro entorno, el meso entorno y el macro entorno.


El cometido principal del liderazgo cuántico-propulsivo consiste en que el líder se desdoble en el colectivo, que pueda crear o repetir otros yo iguales o superiores a él o ella; el líder o la líder se multiplica en el colectivo y llega ser invisible, la invisibilidad del líder es un indicador del dinamismo cuántico-propulsivo de su gestión organizacional.


En las anteriores teorías del liderazgo, existe un hilo de transversalidad, ese hilo es que el líder maneja poder y el poder es sujeción social, de modo tal que el líder tiene la función de legitimar el status quo o bien cambiar el status quo. Esto es así, porque se concibe la sociedad como un dinamismo de intereses de clase, individuales, normativos y roles, que hacen exigible un perfil del líder bajo una representación de fuerza de sujeción.


Uno de los desafíos de la sociedad del conocimiento y de las organizaciones inteligentes radica en resolver lo que parece ser una contradicción de los tiempos, el cual radica en que el valor supremo de la sociedad del conocimiento es la competitividad, sin embargo, esa competitividad hay que forjarla en medio de la incertidumbre, y la incertidumbre estorba y hace sentir mal a los que se sienten cómodos con una gestión administrativa para la estabilidad. La pregunta es ¿Cómo gestionar y alcanzar una competitividad estable, en medio de la incertidumbre?


La realidad de la sociedad del conocimiento y de las organizaciones inteligentes es que los eventos son temporales, específicos de un contexto, desarrollados mediante las relaciones interpersonales y circunstancias, lo cual indica que los patrones fijos están ausentes.


El entendimiento se va logrando en la medida en que se marcha, esto es así debido a la naturaleza de la realidad, la cual cambia de forma y significado en razón de nuestra actividad, Wheatley (1994); y como la actividad es constantemente nueva, nuevo es el significado que se deriva de la interpretación de la realidad.

El liderazgo cuántico-propulsivo es un constructo social, lo define la interacción dinámica de las partes del colectivo. El líder es un sujeto social ante un colectivo, se aleja con autonomía relativa, pero guía a los demás individuos. El verdadero líder cuántico-propulsivo anonada su yo individual ante los demás. Esto es así, porque el liderazgo cuántico-propulsivo se constituye en una figura de servicio, en lugar de ser una figura de sujeción social por antonomasia. La capacidad o el rendimiento del liderazgo cuántico-propulsivo está en función de la aceptación que hace el colectivo de él o de ella.


Entre menos visible sea el líder en el colectivo, más poderoso en su liderazgo ¿Cómo se puede descabezar un líder si no se ve? El líder cuántico-propulsivo busca el crecimiento de la organización inteligente mediante la autorreferencia, la armonía de las partes, la sostenibilidad de la organización en el tiempo.


El liderazgo cuántico-propulsivo para la gestión de organizaciones inteligentes tiene como objetivo, el crecimiento incesante del conocimiento de la organización y de sus respectivos equipos e individualidades, sin correr el riesgo de que se den situaciones de suma cero, en la apropiación cognitiva y en la construcción de significado.


En las anteriores teorías del liderazgo, el líder es una partícula que transforma su actividad en una especie de culto religioso liderado por un ser humano, icono de la organización. El liderazgo cuántico-propulsivo, el liderazgo es un sentir intrasubjetivo e intersubjetivo de los miembros de la organización.

La conducta humana es energía, en cada acto de liderazgo cuántico-propulsivo se transmite y se transmuta la energía del líder [agente acelerante] al accionado [agente acelerado].

Las condiciones de los entornos [macroentorno, mesoentorno, microentorno], entre los que se manifiesta el liderazgo cuántico-propulsivo, se caracterizan por ser complejas; esto quiere decir que los portentos están interconectados y que se afectan mutuamente; en consecuencia, el acto surgido de un direccionamiento determinado, lleva el propósito de crear un conjunto de fuerzas tendientes a favorecer los condicionantes requeridos por la organización inteligente.


El liderazgo cuántico-propulsivo se caracteriza por ser asertivo en no consumir o evaporar sus capacidades aceleradoras, impulsadoras de la organización inteligente; sino que las conserva y las incrementa en cada acto y comportamiento de gestión.


La información es un agente impulsador o de reposo. El conocimiento es información asimilada, es decir, conocimiento adquirido por haber procesado la información en la criba del aprendizaje, el significado que surge del aprendizaje es un factor que genera una determinada acción o reposo en la organización inteligente.

La estabilidad de la organización no es sinónimo de inercia [sin actividad ni energía], lo es de reposo, lo cual quiere decir que el significado que surge de la interpretación de la realidad y de acuerdo al desarrollo de la inteligencia de la organización misma, indicará si la organización debe moverse hacia una dirección o debe soslayar el acto interpretado de la realidad.


De modo tal que en el liderazgo cuántico-propulsivo, la interpretación que hace el líder del acto caótico, complejo y atiborrado de anfibología que se manifiesta en el ambiente o en cualquiera de los entornos, constituye la materia prima para la acción de liderazgo.


¿Cómo interpreta el liderazgo cuántico-propulsivo el concepto de oportunidad? Cuando un organismo que forma parte de algunos de los entornos de la organización inteligente, produce en exceso un determinado componente o bien cuando ese organismo se enferma, o pierde el equilibrio de sus componentes, se genera un problema, lo cual en su parte inversa constituye una oportunidad, ya sea para actuar desde el interior del organismo afectado o bien actuar desde el exterior de dicho sistema.

El liderazgo cuántico-propulsivo dinamiza su acción a través de la creación de una mente colectiva en la organización inteligente, de modo que si el líder se despersonifica, no desaparece el efecto orientador en la mente del grupo. Es un liderazgo desdoblado en los miembros de la organización. Esa es una de las características del liderazgo cuántico-propulsivo, la construcción de una naturaleza de grupo. El líder hace juntar varios cerebros en una mente. Puede decirse que es un fenómeno post-racionalista, meta cognitivo.

Es por lo anterior que forma parte de la teoría del liderazgo cuántico-propulsivo el dominio conceptual y artístico de las teorías del aprendizaje, de las teorías de la motivación, sin las cuales, el líder de la organización inteligente no podrá llevar a cabo su labor completa. El liderazgo cuántico-propulsivo es en esta medida una tecnología más de la organización inteligente.

 

REFERENCIAS

 

ARGYRIS (CHRIS) (1991) UN ENFOQUE CLAVE PARA EL APRENDIZAJE DE LOS DIRECTIVOS, Harvard Business Review, mayo-junio 1981[versión original en inglés “Teaching smart people how to learn].

 

 

APRENDIZAJE VERBAL SIGNIFICATIVO, trad. de Sonia Abarca M. El artículo aparece en el libro: Contemporary issues in Educational Psychology, editado por Clarizio, Carig, Mehrens. Boston: University Press.

 

BLUSTEIN PERALES (REBECA) & MÉNDEZ BENAVIDES (JORGE RÓGER) (1995) EL RETO DEL INSTITUTO NACIONAL DE APRENDIZAJE ANTE LA APERTURA COMERCIAL, San José, Costa Rica, 1995. Tesis para optar al grado de Licenciados en Administración de Empresas con Énfasis en Comercio Internacional, Universidad de San José, USJ.

 

BUENO CAMPOS (EDUARDO) (2005a), Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España MITYC [en línea]: FUNDAMENTOS EPISTEMOLÓGICOS DE DIRECCIÓN DEL CONOCIMIENTO ORGANIZATIVO: desarrollo, medición y gestión de intangibles [Madrid] 2005, http://www2.mityc.es/es-ES/Servicios/Publicaciones/RevistaEconomiaIndustrial/2005/357/ [consulta: 03 nov. 2005]

 

BUENO CAMPOS (EDUARDO)(1998): «EL CAPITAL INTANGIBLE COMO CLAVE ESTRATÉGICA EN LA COMPETENCIA ACTUAL», Boletín de Estudios Económicos, Asociación de Licenciados de la Universidad Comercial de Deusto, n.° 164, agosto, pp. 207-229.

 

BUENO CAMPOS (EDUARDO)(2005,b) Sumario de revistas Madridmasd [en línea]: COMPETENCIA, CONOCIMIENTO E INNOVACIÓN [Madrid] 2005 http://www.madrimasd.org/informacionidi/revistas/Numero1/cara1.htm [consulta: 04 nov 2005]

BUENO, E. y MORCILLO, P. (1997): DIRECCIÓN POR COMPETENCIAS BÁSICAS DISTINTIVAS: PROPUESTA DE UN MODELO DE COMPETITIVIDAD Y EVIDENCIA EMPÍRICA, Documento IADE n.° 52, Universidad Autónoma de Madrid, Madrid.

 

BUENO, E. y SALMADOR, M. P. (2000): «LA DIRECCIÓN DEL CONOCIMIENTO EN EL PROCESO ESTRATÉGICO DE LA EMPRESA: COMPLEJIDAD E IMAGINACIÓN EN LA ESPIRAL DEL CONOCIMIENTO», en Bueno, E. y Salmador, M. P. (eds.): Perspectivas sobre dirección del conocimiento y capital intelectual, I. U. Euroforum Escorial, Madrid.


CIC (2004) Centro de Investigación de la Sociedad del Conocimiento, “documentus intellectus”: APRENDIZAJE ORGANIZATIVO, IADE, UAM, Madrid, ISBN: 1578-911X

DE GALIANA MINGOT, TOMÁS (1979): PEQUEÑO LAROUSSE DE CIENCIAS Y TÉCNICAS, Buenos Aires, Editorial Larousse, ISBN: 2-03-020545-1


DRUCKER (PETER) (1995) LA SOCIEDAD POST CAPITALISTA, Santafé de Bogotá.
Editorial Norma.

 

DRUCKER, P. (1992): «THE NEW SOCIETY OF ORGANIZATIONS», Harvard Business Review, sept.-oct., pp. 95-104.

 

GARDNER, H. (1967): FRAMES OF MIND. THE THEORY OF MULTIPLE INTELLIGENCES, New York: Basic Books, Inc.


GARDNER (HOWARD), LA INTELIGENCIA REFORMULADA, Barcelona, Paidós, 2001, ISBN: 84-493-1029-6, trad., de Genís Sánchez Barberán de la obra origina Intelligence Reframed de 1991 por Basic Books, Nueva York.


GARVIN (DAVID), (1993) CREAR UNA ORGANIZACIÓN QUE APRENDE, Harvard Business Review julio-agosto 1993.
[versión original en inglés “Building a learning organization”]


MATURANA, H. y VARELA, F. J. (1987): THE TREE OF KNOWLEDGE, Shambhala, Boston, Mass.

 

MATURANA, H. (1975): «THE ORGANIZATION OF THE LIVING: A THEORY OF THE LIVING ORGANIZATION», International Journal of Man-Machine Studies, 7, pp. 312-332.


MÉNDEZ BENAVIDES (JORGE RÓGER) (2005c), PERFILES DEL LÍDER, JEFE Y FACILITADOR, N.L., material no publicado aún, contiene anexo en Power Point.


MÉNDEZ BENAVIDES (JORGE RÓGER) (1999) ORÍGENES DE LA GLOBALIZACIÓN, La República, (periódico) Editorial La Razón, domingo 10 de octubre de 1999, página 11 A. San José, Costa Rica.


MÉNDEZ BENAVIDES (JORGE RÓGER) (2000) EDUCACIÓN Y ECONOMÍA GLOBALIZADA, Foro, La República (periódico) Domingo 30 de enero de 2000, p. 13 A. San José, Costa Rica


MÉNDEZ BENAVIDES (JORGE RÓGER) (2005a): ANÁLISIS DEL ARTÍCULO GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO: UNA VISIÓN INTEGRADA DEL APRENDIZAJE ORGANIZACIONAL DEL DR. REINALDO PLAZ LANDAETA, material no publicado y requisito del curso Motivación, Decisión y Organización, UNED. San José, Costa Rica.


MÉNDEZ BENAVIDES (JORGE RÓGER) (2005b): ANÁLISIS DEL PROGRAMA DE GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO PARA EL CASO DEL GRAN BANCO DEL ESTE, UNED, material no publicado y requisito del curso Motivación, Decisión y Organización, UNED. San José, Costa Rica.

 

MÉNDEZ BENAVIDES (JORGE RÓGER) (2006): ENTREVISTA AL Dr. HUMBERTO AGUILAR ARROYO SOBRE TEMAS DE GESTIÓN Y LIDERAZGO DESDE LA PERSPECTIVA DE LA BIOEDUCACIÓN Y AUTOPOIÉSIS, material no publicado aún, la entrevista se llevó cabo en las instalaciones de la UNED, San José, Costa Rica.


NONAKA (IKUJIRO), (1991) LA EMPRESA CREADORA DE CONOCIMIENTO, Harvard Business Review, noviembre-diciembre 1991.[versión original en inglés “The knowledge-creating company”]

 

NONAKA, I. y TAKEUCHI, H. (1995): THE KNOWLEDGE CREATING COMPANY, Oxford University Press, Nueva York.


PLAZ LANDAETA (REINALDO) (2005,a) Instituto Universitario de Administración de Empresas (IADE) de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO: UNA VISIÓN INTEGRADORA DEL APRENDIZAJE ORGANIZACIONAL, [en línea] Madrid, <reinaldo.plaz@uam.es> [consulta: 04 de nov., 2005]

 

SALMADOR SÁNCHEZ (MARÍA PAZ) (2005), Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España MITYC [en línea]: RAÍCES EPISTEMOLÓGICAS DEL CONOCIMIENTO ORGANIZATIVO: ESTUDIO DE SUS DIMENSIONES. [Madrid] 2005, http://www2.mityc.es/es-ES/Servicios/Publicaciones/RevistaEconomiaIndustrial/2005/357/ [consulta: 03 nov. 2005]

 

Senge (Peter), LA QUINTA DISCIPLINA, Buenos Aires, GRANICA, © 1998 Ediciones Juan Granica, pp. 15-20. ISBN: 968-5015-00-7


STERNBERG, ROBERT J., DETTERMAN, DOUGLAS K. (1992) ¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA? ENFOQUE ACTUAL DE SU NATURALEZA Y DEFINICIÓN. Madrid, Ediciones Pirámide, ISBN: 84-368-0413-9


WEI CHOO, CHUN (1999). LA ORGANIZACIÓN INTELIGENTE: EL EMPLEO DE LA INFORMACIÓN PARA DAR SIGNIFICADO, CREAR CONOCIMIENTO Y TOMAR DECISIONES, México, Oxford University Press, ISBN: 970-613-447-6.


WHEATLEY, MARGARET (1994) EL LIDERAZGO Y LA NUEVA CIENCIA: LA ORGANIZACIÓN VISTA DESDE LAS FRONTERAS DEL SIGLO XXI, Buenos Aires, Granica, ISBN: 84-7577-387-7.

 


Hoy habia 10 visitantes¡Aqui en esta página!
La Gerencia Profesional de Proyectos

La Gerencia Profesional de Poyectos es una categoría de estudio que contiene diversos enfoques y modelos de Administración Profesional de Proyectos. Esta página distingue cuatro modelos de gestión por proyectos, a saber: Modelo del "Project Management Institute" [PMI® por sus siglas en inglés], este método ha sido "tropicalizado" en el Método Escala® del Ing. Yamal Chamoun conocido también como modelo de Administración Profesional de Proyectos® [APP® por sus siglas en español], el segundo modelo es el modelo "Prince 2", el tercer modelo es el modelo CADENCE, y el cuarto modelo es el denominado "Marco Lógico".

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=